La competencia y la capacitación en las empresas constructoras

Actualmente el principal problema de toda constructora es la competencia. El error más común es creer que la mejor forma de competir es ofrecer mejores precios, pero esta estrategia sin un plan de disminución de costos es un lento camino sin sentido.

Algunas alternativas para enfrentar a la competencia son: Hacer un análisis de los competidores para repetir lo que les funciona a ellos. Negociar precios con proveedores para disminuir costos. Especialización en un ramo para diferenciarse. Adelantarse en el uso de nueva tecnología para innovar. Enfocarse en las necesidades del cliente para brindarle un buen servicio. Detectar y explotar las ventajas competitivas.

En la industria de la construcción los contratos de obra son finitos, lo que crea la necesidad de mano de obra intensa. Ante la escasez de trabajadores calificados las empresas constructoras deben optar por las capacitaciones también intensas, esto hará que se aprovechen aún más las ventajas competitivas que proporciona la calificación mediante la capacitación.

Por nuestra parte, en 3a, hicimos de la competencia y la capacitación dos insumos fundamentales de nuestra organización y marcaron nuestra trayectoria en el rubro, lo que nos ha permitido ampliar nuestro mercado y ofrecer mayores productos y servicios a nuestros clientes y comunidad en general.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *